Saltar al contenido
Guia de Noruega

Harald Hardrada – Historia

Harald III Hardrada, fue uno de los reyes vikingos más perversos y despiadados en el poder. Este también era llamado de otras maneras, entre ellas: Harald III de Noruega y Harald el Batallante.

Al igual que todos los demás reyes, no se saben datos acerca de su nacimiento, solo que fue en el año 1015 gracias a unos registros encontrados.

Sus padres eran Sigurd Syr y Åsta Gudbrandsdatter. Desde muy pequeño fue enseñado a luchar por su país, cuando apenas tenía 15 años ya estaba participando en batalla de Stiklestad junto al rey Olaf II de Noruega (Uno de sus hermanastros).

Luchó en varias ocasiones contando con el apoyo del reino de Dinamarca. En una de esas guerras resultó gravemente herido y tras recuperarse tuvo que salir huyendo durante 14 años a medida que iba aprendiendo a como gobernar un imperio.

En 1035 ingresó al campo militar en donde le enseñaron a ser un hombre estrictamente militar. Participó en 18 batallas contra árabes, adicional a ello robó la caja de un emperador por lo que iba a ser apresado pero él logró escapar.

Luego de todo esto decidió regresar a su país para reclamar sus derechos como rey y para el año 1046 ya estaba allí junto a su sobrino Magnus I el bueno.

Este era quien gobernaba totalmente, así que Harald le dio la mitad del tesoro que tenia de oriente y así juntos gobernaron. Un año más tarde Magnus murió así que él se quedó totalmente en el trono.

Mandato de Harald Hardrada


Luego de regresar de su exilio y establecerse en el reino decidió imponer un tipo de liderazgo militar, algunas personas decían que era un hombre de mano dura.

Y es lógico ya que su descendía es de vikingos y por ello su carácter. Mientras gobernó en Noruega, fue uno de los que puso más orden e hizo que todos le obedecieran.

Tiempo de poder


Mientras fue rey fundó la ciudad de Oslo y la convirtió en una potencia. Además de eso, se encargó que las islas Órcadas, Shetland y Híbridas le pertenecieran totalmente a Noruega.

Fueron muchas las batallas a las que tuvo que enfrentarse para poder seguir siendo rey, pero casi en la mayoría de ellas salió ganadora ya que sabía defenderse muy bien.

Él era una persona con mucha avaricia y no solo se conformó con ser rey de Noruega, también quería conquistar más naciones, decidió declararles la guerra a los daneses y tener una visión de conquistar los territorios que estaban más allá del mar del norte.

Cuando estaba luchando por conquistar Inglaterra murió, su cuerpo quedó postrado el 25 de septiembre de 1066 y únicamente se quedó luchando junto a las tropas su amigo Guillermo I de Inglaterra quien logró conquistar todo este imperio.

La historia fue contada por la saga de Haralds Sigurðarsonar quien relata la mayoría historia vikinga que se encuentra en el círculo del mundo y es destacada en los países de Escandinavia.

¿Te ha gustado este pequeño resumen? ¿Quieres aportar un dato curioso sobre este personaje? ¡Coméntanos usando la caja de comentarios!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *