Lillehammer Art Museum

El Museo de Arte Lillehammer fue fundado en el año 1921 como un regalo por parte del comerciante Einar Lunde. Se trata de una galería de arte localizada en Lillehammer, Noruega.


En el Lillehammer Art Museum podrás encontrar más de 100 pinturas de adherentes de la escuela Matisse que fue donada por su fundador en la década de los años 20's.

También encontrarás una colección de arte del siglo XIX donada por el anticuario Oscar Johannesen en el año 1958.

Para el año de 2008, Jon Dobloug donó importantes partes de su colección de arte, entre las que se incluyen 159 pinturas de las décadas de los 80's y los 90's.

Arquitectura del Museo


Para el año 1964 fue completada la primera ampliación del Lillehammer Art Museum que junta a éste con el Cine Lillehammer gracias al diseño del arquitecto Erling Viksjø.

Dato curioso es que su estilo sigue siendo considerado hoy en día como la representación arquitectónica de su época.

Posteriormente en 1994, el despacho arquitectónico de Snøhetta completó dicha ampliación con un diseño y construcción de un edificio independiente. La intención de esto fue la de mantener el estilo arquitectónico de los edificios originales de los años 60's y el estilo contemporáneo formal.

Lillehammer Art Museum

Luego el mismo estudio regresa 20 años después para realizar una segunda expansión con intención de conectar los 2 edificios existentes con la nueva sala de exposición del artista local de pintura abstracta Jakob Weidemann. Es decir, se conectarían el interior del Cine Lillehammer y dos teatros.

La nueva ampliación es una majestuosa obra de arte que va de la mano con todo lo excepcional que encuentras en su interior. Se trata de una estructura sobre una base transparente con una fachada metálica creada por el artista noruego Bárd Breivik. Su diseño refleja el contexto circundante y cambia al posarse la luz sobre él.

El concepto de su obra está basado en las estrellas fugaces que representan la contribución artística del pintor local Weidemann.

Debajo de dicha sala puedes encontrar un taller infantil que cuenta con ventanales.

Al unir ambas estructuras hace pensar que efectivamente el diseño de Breivik es una auténtica estrella fugaz que surca los cielos.

Definitivamente es un lugar hermoso que no puedes dejar de visitar. ¿Has podido ir o tienes ganas de conocerlo? ¡Deja tu comentario en la caja que verás más abajo!

También te recomendamos leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información click aquí