Saltar al contenido
Guia de Noruega

Olaf El Santo – Historia

Olaf Haraldsson fue uno de los reyes más importantes el cual dejó su historia marcada en el círculo del mundo, este tuvo el mando del país desde 1015 hasta 1028.

No se saben muchos datos acerca sobre su nacimiento, solo se sabe que llegó al mundo en 995 con una importante misión, sus padres eran Harald Grenske y Åsta Gudbrandsdatter (personas descendientes de la realeza gracias al rey Harald I de Noruega).

Olaf no tuvo la dicha de conocer a su padre ya que murió cuando su madre estaba embarazada, ella se casó con Sigurd Syr, rey de Ringerike con el cual evidentemente no se llevaba nada bien, pero le enseño a como se debía gobernar.

Juventud


Como un descendiente vikingo comenzó desde sus 11 años a realizar varias excursiones vikingas en donde pudo aprender un poco acerca de saqueos y pillajes para un futuro.

Años después de educarse y saber llevar una nación decidió reclamar sus derechos como heredero de Harald I ya que él deseaba gobernar Noruega.

Para poder prepararse un poco más decidió realizar un viaje por España en donde participó en una batalla de la cual salió perdedor. Estando allí partió hacia un nuevo destino.

Meses más tarde estando en Normandía decide entrar a la religión cristiana y pedir que lo bautizaran con esa fe, de hecho, gracias a su estadía allí pudo conocer la historia de muchos santos, cosa que en los vikingos no había escuchado.

Cuando pensaba regresar a Noruega para solicitar el reino decidió dejar los barcos de guerra y llegar en barcos mercantes para llevar un poco de paz a su tierra.

Para su sorpresa el país se encontraba divido en varias regiones y cada pueblo tenía un propio rey o cacique al mando del poder.

Batalla de Svolder


Tras la batalla del año 1000 en Noruega todo cambió, ya que Olaf decidió exiliar a Håkon Eiriksson la persona que llevaba el orden y poder del país.

Esta orden la dio en nombre del rey Svend I de Dinamarca. Luego de todos estos importantes acontecimientos el Olaf descendiente de la realeza decidió comenzar a trabajar en la meta de sus antecesores la cual era unificar a todo el país.

Para poder tener el mando de todo debía derrotar a varios caciques y reyes entre ellos estaba jarl Sveinn Hákonarson al ganarle la batalla ya tendría el poder total del centro y norte de noruega.

Ahora solo le faltaba la parte más septentrional de noruega, para convertirse en el rey de esta, decidió pedirle al gobernante de Suecia Olaf Skötkonung casarse con su hija mayor, pero ella ya estaba comprometida, así que le concedió el permiso de casarse con su hija menor Astrid.

De esta forma ya tendría el poder total del país y habría hecho la paz con Suecia para que no hubiera problemas de liderazgo y guerra entre ambas naciones.

Tras tener todo a su mando también se le fue concedido el poder de las islas Órcadas y así noruega sería un país soberano.

Cristianismo


Luego de hacer que todo el país se calmara opto por cristianizarlo y hacer que el país siguiera la ley de cristo en 1024, esta prohibía cometer abusos y delitos que están en contra de la paz.

Asimismo, la aristocracia debía entrar a la religión o serian castigados.

Esta es una de las historias vikingas que entran en el círculo del mundo

¿Conoces más datos curiosos sobre este rey noruego? ¿Quieres compartirlo? ¡Adelante! Utiliza la caja de comentarios para dejar tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *